Si tienes problemas podemos analizar tu caso y emprender acciones en tu defensa. Asóciate para hacer valer tus derechos, el equipo jurídico de ASSIC defiende y reclama tus derechos.

Vivienda

Compra de una vivienda

Pedir siempre una nota informativa en el Registro de la Propiedad para verificar el estado de cargas, principalmente hipotecas. El hecho de que conste alguna no impide la venta pero hace necesario que este hecho se tenga en consideración a efectos de liquidarla y asumir los gastos.

Es recomendable consultar en el Ayuntamiento si existe algún impuesto municipal pendiente o si hay algún tipo de afectación urbanística.

En cuanto a los gastos derivados de la Comunidad de Propietarios es importante saber que el nuevo adquirente responde de los del año en curso y de la anualidad anterior, por lo tanto se exigirá un certificado acreditativo de que se está al corriente de pago.

En relación a los metros cuadrados de la vivienda, legalmente esta compra se entenderá realizada como un "cuerpo cierto" y por tanto no se podrá formular ninguna reclamación posterior en base a que la superficie de la misma sea diferente al que se había informado.

No se recomienda hacer entrega de cantidad alguna en concepto de paga y señal sin haber verificado antes estos extremos.

Información práctica y experiencias

La gestión de la escritura

Después de firmar la escritura, ésta se tiene que gestionar, esto quiere decir que se han de liquidar los impuestos correspondientes en un plazo de 30 días hábiles y deberá aportar, para hacerlo, copia de la escritura y el impreso correspondiente.

Con posterioridad se ha de inscribir en el Registro de la Propiedad, donde el registrador inscribirá la propiedad a nombre del comprador y le devolverá la escritura original con los justificados de haber liquidado los impuestos correspondientes del cambio de nombre efectuado. También se debe hacer la correspondiente comunicación al catastro del cambio de nombre de la propiedad para que el Impuesto de Bienes Inmuebles se gire, al año siguiente a nombre del nuevo propietario.

Depósito o señal

Es un pacto habitual por el que el comprador entrega una determinada cantidad de dinero al vendedor (normalmente suele considerarse una parte del precio). Tiene la finalidad de comprometer a las partes a la celebración del contrato de compraventa. Por eso, si finalmente no se llega a firmar la escritura de compraventa, el comprador las perderá si es por su culpa que el contrato no se llega a firmar, o el vendedor las deberá devolver duplicadas.

© 2010 ASSIC, Asociación para la información de los consumidores | Aviso legal y política de protección de datos | Teléfono 93 200 78 00 |

Web by Broccoli

Agència Catalana del Consum