Si tienes problemas podemos analizar tu caso y emprender acciones en tu defensa. Asóciate para hacer valer tus derechos, el equipo jurídico de ASSIC defiende y reclama tus derechos.

Banca y Seguros

Negociar una hipoteca

La normativa estatal y europea establece cuál es la información esencial a que tiene derecho un consumidor antes de firmar.

Sobre la entidad financiera:

Identidad y en su caso, identidad y dirección del intermediario.

Sobre el crédito para adquirir una vivienda:

Fines a los que se puede destinar el crédito vivienda y tipo de créditos disponibles entre productos de interés fijo o variable, con sus implicaciones para el consumidor.

Coste indicativo para el consumidor de un crédito vivienda tipo y listado de elementos de coste afines: gastos administrativos, intermediación, notarios, registro.

Diversas opciones existentes para abonar el crédito (número, periodicidad, e importe de los plazos).

Si se contempla la posibilidad de amortización anticipada

Necesidad de tasación y en su caso, quién lo debe hacer y su coste.

Información de tipo fiscal sobre posible reducción impositiva o sobre cómo obtenerla.

Cabe destacar que hay un contenido mínimo que se debe reflejar por escrito en el folleto informativo:

Identificación del préstamo, nombre comercial, importe concedido expresado en el tanto por ciento correspondiente a partir del importe de la tasación y moneda del préstamo.

Plazos, duración del plazo de carencia, periodicidad de las cuotas y forma de amortización. Importe de las cuotas.

Tipo de interés, si es fijo o variable, el índice de referencia y forma de revisión.

Comisiones:

Apertura, amortización total o parcial.

Gastos derivados de servicios por razón de la firma de la hipoteca.

Información práctica y experiencias

El contenido de la escritura de hipoteca

Al firmar una hipoteca, estamos celebrando en realidad dos contratos: uno principal, que es el de préstamo por el que una entidad (normalmente Banco o Caja) deja una cantidad de dinero a otra (el deudor), y el de hipoteca, que es la garantía del compromiso de devolución del dinero del préstamo. Si ésta no se produce de la forma acordada, entonces la entidad prestataria puede vender en subasta el inmueble para cobrar su deuda.

© 2010 ASSIC, Asociación para la información de los consumidores | Aviso legal y política de protección de datos | Teléfono 93 200 78 00 |

Web by Broccoli

Agència Catalana del Consum